fbpx

Carro

Consejos

[h1] Todos nuestros consejos para elegir perfectamente sus productos cosméticos [/h1]

 

[tabs] [tab title=»Los pasos de una piel radiante»] [accordion] [accordion_tab title=»La limpieza»]Por la mañana. Optar por un despertar tónico: para eliminar las secreciones producidas durante la noche, devolver resplandor, refrescar y tonificar la piel, use la loción tónica con agua de rosas o la loción tónica con agua de hamamelis. Su piel entonces está lista para recibir los cuidados de su rutina de la mañana.

Por la noche. Polvo, contaminación, sebo… las impurezas se depositan en el rostro durante todo el día y aceleran el envejecimiento prematuro. Usando maquillaje o no, la limpieza del rostro es fundamental para que la piel pueda respirar y para que la regeneración celular de la noche se lleve a cabo. Aplicar la leche limpiadora de Ylae y terminar con la loción tónica de su elección. Esta limpieza facilitará la penetración de los activos de sus tratamientos de noche.

[/accordion_tab] [accordion_tab title=»Cuidado diario»] Por la mañana. Aplicar la crema de día adaptada a su piel (ver el apartado tipo de piel): Crema de día hidratante; Crema de día matificante;  Crema de día anti-edad (a combinar con el serum si fuese necesario).

Por la noche. Aplicar la crema de noche Ylae, para hidratación profunda. Cada tipo de piel necesita ser hidratada y reestructurada durante la noche.

[/accordion_tab] [accordion_tab title=»Cuidado semanal»] Una vez por semana. Para eliminar todas las células muertas de la piel y las imperfecciones, es necesario realizar un gommage en el rostro adecuado a su tipo de piel: el gommage facial con polvo de arroz o el exfoliante facial con huesos de albaricoque. Esta exfoliación va a aclarar su tez y dejará su piel suave. Es un paso esencial en la penetración de los activos.

Una vez por semana. Se recomienda aplicar una mascarilla adaptada a su tipo de piel o a la necesidad de su piel en este momento. Este tratamiento es una concentración de activos y su tiempo de actuación de 15 minutos le permite penetrar en profundidad para una acción visible inmediata. La mascarilla hidratante de arcilla roja puede aplicarse cuando la piel se siente tirante. Si nota su piel más grasa y con más segregación sebácea de lo normal (después de los abusos alimenticios, la piel suele necesitar un momento purificante por ejemplo), le recomendamos la mascarilla purificante de arcilla verde. Por último, la máscara regeneradora Ylae será perfecta para reafirmar y nutrir su piel.

[/accordion_tab] [/accordion] [/tab] [tab title = «Tipo de piel»] [accordion] [accordion_tab title=»Piel seca o sensible»] Piel seca o sensible : Fina y sensible a los cambios climáticos, se deshidrata fácilmente y tiende a tirar. Muy sensible, a menudo tiene enrojecimiento, hormigueo o intolerancias a los ataques externos. Más frágil, es propensa a las arrugas prematuras si no es tratada. Requiere cuidado nutritivo, hidratante y calmante con texturas suaves, sedosas y cremosas. Cuidados personalizados. Loción tónica con agua de rosas; Exfoliar la  cara con la exfoliante polvo de arroz; aplicar la mascarilla hidratante de arcilla roja; Después la Crema hidratante de día; y al final del día la Crema de noche Ylae.

[/accordion_tab] [accordion_tab title=»Piel mixta a grasa»] Piel mixta a grasa : la piel es más gruesa y brillante que la media, se caracteriza por una gran secreción de sebo que obstruyen los poros y a veces causa aparecen acné o espinillas. Requiere unos cuidados reequilibrantes que disminuyen la secreción de sebo y ayudar devolver una piel mate. La sensación de brillo desaparece.

Cuidados personalizados: Loción tónica Agua de hamamelis ; usar la exfoliante de huesos de albaricoque; a continuación la mascarilla purificante de arcilla verde; seguir con la Crema de día ; y al final del día la Noche crema Ylae.

[/accordion_tab] [accordion_tab title=»Piel Normal»] Piel Normal : Esta piel es la piel más afortunada, ni demasiado grasa ni demasiado seca, necesita hidratación y una limpieza diaria.

Cuidados personalizados: Se usan los productos que más le apetecen dependiendo el día.

[/accordion_tab] [accordion_tab title=»Piel Madura»] Piel madura:. A menudo seca, carece de elasticidad y firmeza. Es sensible al medio ambiente y el cambio climático y presenta una renovación celular más lenta por lo que conduce a la aparición de arrugas y una perdida de firmeza. Requiere unos cuidados más profundos, regenerantes, nutrientes y reparadores, con texturas suaves y cremosas.

Cuidados personalizados: Loción tónica con agua de rosas; Exfoliar el rostro con la exfoliante polvo de arroz; Usar la Mascarilla Regenerante Ylae; después aplicar Suero regenerante; aplicar la crema lifting de día; y la Noche crema Ylae.

[/accordion_tab] [/accordion] [/tab] [/tabs]